1

Muy personal

La decoración y distribución de esta casa ha sido realizada por su propietaria con la idea fundamental de que resulte acogedora y bonita para toda la familia.

06/04/2009 Realización: Marta Sáez. Fotos: Luis Visconti. Texto: Antonia del Olmo Garrido.

casas
LA ZONA DE ESTAR, con dos sof√°s y una butaca, de Ikea, con cojines, de El Globo Muebles, en torno a una mesa de centro, de Casa Ideas.

Este chalet, en el que vive un matrimonio con sus hijos, ha sido decorado por la propietaria con un objetivo claro: tener una casa para disfrutar, para vivir c√≥modamente con los ni√Īos. Por eso, cada decisi√≥n tomada, tanto en la distribuci√≥n como en la decoraci√≥n, fue con esa idea. La casa, que tiene dos plantas, se ha decorado con un estilo r√ļstico actual, en el que destaca el estucado de las paredes ‚Äďrealizado por la propietaria‚Äď, la combinaci√≥n de colores vivos en tapicer√≠as y telas, los complementos de forja y el mobiliario de madera y fibra. El sal√≥n y el comedor comparten un espacio rectangular, y est√°n separados visualmente por uno de los dos sof√°s situados en la zona de estar. Ambos, que est√°n tapizados en rojo y se completan con mullidos cojines verdes, se han colocado haciendo √°ngulo en torno a una mesa de centro de madera. Enfrente se ha situado un mueble bajo, tambi√©n de madera, que acoge el televisor. La l√°mpara de techo es de forja, a juego con la del comedor, situado junto al ventanal, que se visti√≥ con una cortina roja y se amuebl√≥ con mesa de madera, sillas de fibra natural y un aparador-vitrina alto.

COCINA BIEN DISTRIBUIDA
La cocina, con mobiliario en madera de roble, se distribuy√≥ en ‚ÄúU‚ÄĚ para aprovechar mejor el espacio y poder incluir un office. Las paredes fueron clave para diferenciar ambas zonas: azulejos en la parte de cocci√≥n y pintura decorativa en el comedor, mientras que el suelo de gres, que imita barro, unifica ambos espacios, separados visualmente por una barra alta adosada a la trasera del m√≥dulo de los fuegos.

LA ZONA DE DESCANSO
En la planta superior, a la que se accede a trav√©s de una escalera que parte del recibidor, se encuentran los dormitorios y los cuartos de ba√Īo.
El dormitorio principal, que cuenta con vestidor y ba√Īo, destaca por su frescura y luminosidad, gracias al estucado verde de las paredes, ‚Äďuna vez m√°s obra de la propietaria‚Äď, y la elecci√≥n de un mobiliario totalmente blanco, como la funda de la butaca, las cortinas, la alfombra, la l√°mpara e, incluso, los marcos de los cuadros. Esta l√≠nea decorativa verde/ blanco se repite en el ba√Īo, al que se accede directamente desde el dormitorio a trav√©s de una zona habilitada como peque√Īo vestidor, equipada con un armario empotrado con puertas correderas, una butaca y una alfombra.
La habitaci√≥n juvenil se ha decorado en un vivo y en√©rgico rojo. Una cama alta en madera de pino te√Īido deja debajo espacio √ļtil para poner cubos, como es este caso, donde guardar y tener en orden los juguetes. De esta forma, se liberan suficientes metros para colocar una mesa de escritorio, una pr√°ctica silla con ruedas y hasta un c√≥modo sill√≥n de lectura. La ventana se visti√≥ con un estor que combina rojo y blanco, y las paredes, pintadas en crema, se remataron con una graciosa greca estarcida. El otro dormitorio, el infantil, se decor√≥ en tonos azul y blanco. Destaca aqu√≠ el friso de papel pintado que protege y adorna la pared, con ositos y letras. Sobre una mullida alfombra, un sof√°-cama-nido, una butaquita y una mesita, componen el mobiliario.