1

Luminosa y bien aprovechada

Blanco y azul, con toques rojos, son los colores de esta casa para la que se ha buscado una decoración práctica y muy relajante que invita a disfrutar de sus encantadoras vistas.

12/10/2009 Realización: Dafne Vijande. Fotos: Santiago Moreno. Plano: Infografía HF. Texto: M. Beltrán.

casa
EL SALÓN, situado frente a un amplio ventanal vestido con estores de Coordonné, se ha amueblado con sofás, de Málamo, dos butacas antiguas y una mesa de centro, de Becara.

Situada en Comillas, uno de los pueblos más bonitos de Cantabria, esta vivienda dispone de unas maravillosas vistas al mar y de mucha luz. Fue construida con dos plantas aprovechando el desnivel de su emplazamiento y el acceso se hace a través del piso superior, que es el que está a la altura de la calle. Dos escaleras comunican ambas plantas, una va desde el comedor a los dormitorios que están en la de abajo y otra, que sale de la entrada, da únicamente al salón principal, también en la planta baja. Muebles antiguos, suelos de madera de cerezo, que se alternan con baldosas de barro, y grandes ventanales, ya que todas las habitaciones, salvo los baños, dan al exterior, consiguen un ambiente muy relajante que invita al descanso.

UN SALÓN CON VISTAS
Desde la entrada se baja al salón principal, protagonizado por un sofá capitoné en color teja que contrasta con otros en tonos neutros situado enfrente. Entre los dos se han colocado dos butacas antiguas. El suelo es de barro rústico, de Guadaño, y sobre él destaca una gran alfombra de fibra que delimita la zona.

ESPACIOS COMUNICADOS
En la planta superior comparten espacio la cocina y el comedor, decorados en el mismo estilo para unificarlos y comunicados a través de una gran abertura hecha en el tabique de separación, en el que se han instalado unas ventanas de guillotina que, abiertas, crean un espacio para el pasaplatos y, cerradas, evitan olores e independizan los dos ambientes. El comedor tiene un zócalo de madera lacado blanco igual que
la pared del pasaplatos, y un papel en tonos agua arriba. El mismo papel se utiliza en la cocina, para la que también se eligieron muebles lacados en blanco, el mismo color de la encimera de mármol y de los electrodomésticos, salvo la campana, de acero inoxidable.

AMPLIO DORMITORIO
En el dormitorio principal preside el espacio la cama con un bonito cabecero antiguo entelado con una tela de estampado floral de KA International. Al lado se ha colocado un frente de armarios hasta el techo con puertas blancas con celosías. A los pies de la cama se ha creado una pequeña zona de estar, junto a la ventana, para recibir luz natural, vestida con unos estores de Coordonné.

PARA LOS NIÑOS
La planta baja, más pequeña que la superior y al nivel del jardín, acoge los dormitorios infantiles y el cuarto de baño. A estos cuartos se accede directamente por el comedor de la planta alta. En los dormitorios, que están aprovechados al milímetro, cálidos y alegres, de nuevo predomina el color blanco y el azul celeste. En cuanto al cuarto de baño se alicató con azulejos blancos y el suelo es de mármol travertino. La ducha se aisló con un murete de obra. Un mueble de madera a medida acoge los dos lavabos.