1

Reforma bien pensada

Este piso de tan sólo 45 m2 es un ejemplo perfecto de cómo, con una reforma bien pensada, se puede aprovechar el espacio al máximo y conseguir una vivienda muy acogedora, funcional, distribuida con acierto y decorada con un estilo muy refrescante.

17/06/2008

casa pequena
SALÓN. En torno a una mesa de El Globo, un sofá de Ikea, con cojines, de KA, y una butaca tapizada por Federico Suárez.

Este piso, ubicado en un céntrico barrio madrileño, se caracteriza especialmente por su estupendo aprovechamiento del espacio. En tan sólo 45 m2 se ha conseguido disponer de una cocina independiente, un salón-comedor con dos ambientes diferenciados, un dormitorio de matrimonio y un cuarto de baño. Lo que no faltan son las buenas ideas para hacer la vivienda más confortable y funcional. Los propietarios la adquirieron con la intención de alquilarla y la reformaron por completo. Para ello contaron con la diseñadora e interiorista Beatriz Arias, que propuso modificar algunos tabiques, instalar puertas correderas, renovar por completo la cocina, pintar en un tono fresco y luminoso y decorar con un estilo juvenil. El resultado es una vivienda perfecta para una pareja, por sus dimensiones, acogedora, luminosa y muy actual.

EN DOS AMBIENTES
La zona de salón se ubicó junto a los ventanales para tener luz natural y se amuebló con piezas sencillas que no recargan el espacio. Junto al tabique que separa esta habitación de la cocina se colocó el comedor y para ganar en funcionalidad se abrió un práctico pasaplatos. Sobre él se encargó una balda de obra que lleva focos halógenos empotrados para iluminar esta zona. También se colocó una estantería de obra con baldas de cristal que queda perfectamente integrada gracias al rodapié y a que está pintada en el mismo tono verde muy claro de la pared. La separación de las dos zonas se remarca con dos grandes alfombras.

COCINA A MEDIDA
Para sacarle mayor partido se distribuyó en tres frentes y se encargaron armarios altos y bajos, cajoneras y módulos esquineros. Tanto en la encimera como en las zonas de pared que quedan libres se utilizó mármol Compact, un material de gran resistencia y fácil limpieza. Para aprovechar mejor el espacio se instaló una puerta corredera que separa la cocina de la entrada.

DORMITORIO Y BAÑO
Para multiplicar la luz y la sensación de espacio se sustituyó el cabecero por un gran espejo. Sobre la ventana del dormitorio se instaló una balda de obra, que proporciona una zona de almacenaje y de la que cuelgan las cortinas. En la zona de paso entre el dormitorio y el baño se mantuvo el armario que ya existía en la casa, aunque se pintó de blanco. En el cuarto de baño, alicatado en blanco, se cambió el lavabo colocando un modelo con mueble bajolavabo para tener espacio para guardar y se instaló una mampara en la bañera.