1

La planta de la suerte

23/06/2008

El bambú de la suerte o Lucky bamboo, realmente no tiene nada que ver con el bambú pero recibe este nombre por la forma del tallo; una vara recta que puede medir entre 10 cm y un metro, con unos nudos, de donde salen los brotes y unos entrenudos donde crecen las raíces. Muchas veces tiene en la parte superior lo que se llama “el sacacorchos”, que es un pequeño tallo que forma una espiral. Su nombre científico es Dracaena senderiana y es de la familia de las agaváceas, la misma a la que pertenecen el tronco de Brasil y la drácena de Madagascar. Se cree que procede de África, pero su cultivo está más extendido en Oriente. En China se regala en Año Nuevo, para atraer la buena suerte, y cuando se compra una casa o se inaugura un negocio. Su cultivo en interior es sencillo ya que necesita pocos cuidados y resiste los espacios con poca luz, por lo que es perfecta para cuartos de baño.
¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un bambú de la buena suerte?
Un ejemplar será sano si tiene el tronco verde, sin que amarillee por ningún lado, las raíces claras y los brotes que acaben de salir, verdes y brillantes. Elige siempre el que tenga más brotes.
¿Se pueden cultivar en maceta con tierra?
Sí, como cualquier otra especie de drácena. Eso sí, elige siempre tierra especial enriquecida para plantas de interior y riega sin demora cuando veas que el sustrato se queda como seco; prueba a pinchar con una aguja de punto y te darás cuenta.
¿Se puede hacer que crezca más deprisa?
Las condiciones más adecuadas para que crezca bien son una temperatura cálida y luz indirecta.