1

Consejos

Te contamos los cuidados que necesita esta bonita planta, que florece en primavera, y cómo tratar sus flores si las cortas.

05/03/2009 Coordinación y texto: LOZAR.

Esta planta bulbosa procede de las cuencas mediterráneas, Asia y África septentrional. Se dice que su nombre se debe al griego Narciso que, según la mitología, era un joven de gran belleza, que al verse reflejado en la superficie de un río, se enamoró de su propia imagen. Murió ahogado al lanzarse a las aguas y en ese mismo lugar creció esta flor. Las flores del narciso son muy hermosas y tienen diferentes tamaños y formas según la variedad. Hay muchísimas, además de numerosos híbridos. Las más comunes son: narcisos de trompa, se llaman así por la forma de sus flores, puede llegar a medir hasta 50 cm y da una sola flor por tallo; narcisos de copa grande, tiene las mismas medidas que el anterior pero, como su nombre indica, da una flor de grandes dimensiones; narciso de copa pequeña, la planta no mide más de 40 cm y las flores son pequeñas; narciso de flores dobles, esta variedad da varias flores por tallo; narciso Junquillo, mide entre 30 y 45 cm, sus tallos son finos y da entre dos y seis flores pequeñas por tallo.
¿Qué hay que considerar al comprar esta planta?
Elige ejemplares que tengan las hojas y la parte inferior limpia y sana y en los que la flor comience a abrirse un poco.
¿Cuánto tiempo suelen durar las flores?
Aproximadamente unos 20 días, si no han estado en un lugar demasiado caluroso. La calefacción es su peor enemigo, al igual que la falta de agua. Si no hiela, sácalas mejor fuera de la casa durante la noche, así las flores aguantarán más y estarán más bonitas.
¿Qué tipo de suelo es el que precisa?
Una mezcla de arena de río, mantillo y sustrato universal es lo más adecuado. Además es muy importante e imprescindible que la maceta tenga un buen drenaje.
Cómo evitar que los tallos no se estropeen con el peso de la flor. Para evitar que se doblen y se mantengan bien erguidos, ya que suelen ser demasiado finos, coloca una caña junto a los tallos y sujétalas a ellos.
¿Se pueden conservar los bulbos en buen estado para plantarlosal año siguiente?
Sí, pero tienes que tener en cuenta que el narciso es muy sensible al trasplante, así que lo mejor es que una vez que las flores adquieran un tono amarillento, las quites pero dejando los bulbos en la tierra hasta la siguiente primavera, de esta manera al año siguiente la planta tendrá una floración más intensa. También puedes sacar los bulbos y guardarlos. En este caso, una vez sacados, déjalos secar y guárdalos en un lugar fresco, seco y ventilado hasta el principio del invierno, momento en el que hay que volver a plantarlos.