2

Un porche con buena sombra

Este porche se ha ampliado y cubierto por un techo de cristal y un toldo. Sus dueños lo han puesto a punto y decorado con buenas ideas para pasar allí el verano cómodos y al aire libre.

07/07/2013 Realización: Silvia Payá. Fotos: Patricia Gallego. Texto: Ana Rodríguez.

Problema
Un chalé con un exterior techado demasiado pequeño y, por lo tanto, totalmente desaprovechado.

Solución
Ampliar el porche y poner un techo de cristal, para disfrutar de nuevas zonas de estar y de comer al aire libre.

Una reforma bien pensada por un equipo de paisajistas ha hecho que ahora los dueños de este chalé adosado saquen mucho más partido de su agradable jardín y disfruten más del día a día al aire libre. Las claves del proyecto de reforma,  ejecutado en su totalidad por Isabel Alfaro y Mercedes G. Colomer, de la firma Boj Jardinería, son las siguientes:
Cubrir con un techo de cristal y un toldo extensible la zona junto a la fachada de la casa, creando así un espacioso porche, a resguardo  del sol, del viento y la lluvia, y que  disfruta de zonas de sombra y de luz.
Ganar metros a la zona ajardinada para ampliar el suelo del porche. La nueva zona solada se pavimentó con gres porcelánico y en ella se situaron dos ambientes diferentes: uno de estar, junto a la entrada de la casa, y otro de comer, cerca de la ventana de la cocina para facilitar el paso de los platos a la mesa.   
Equipar la zona de estar y la de comer con asientos y mesas ligeras, en forja y cristal, con alegres detalles en rojo. En los asientos, colchonetas de rayas blancas y azules combinan con el toldo a rayas blanquinegras,
y aportan mucho estilo y comodidad.
Decorar la zona exterior con una moderna y original jardinera de acero cortén, con múltiples bojs y decorada con bolos de piedra.



Comentarios