1

Con zona de estar y comedor

Gracias a una acertada reforma, este porche se ha cerrado, organizado en varios ambientes –de estar y comer–, y ahora se puede utilizar todo el año.

05/08/2010 Realización: Raquel Marcos. Fotos: Joaquín Calle. Texto: Mar Santamaría.

porche
Una tarima de madera cubre el exterior del porche acristalado y parte del jardín. Las cómodas tumbonas son de Artisan.

Los propietarios de esta vivienda, situada a las afueras de Madrid, querían transformar el porche por completo para poder sacarle más partido, disfrutarlo durante todo el año y decorarlo al detalle.

Para ello se pusieron en contacto con la empresa Calamita Systems, quienes realizaron tanto el proyecto como la ejecución. Para poder aprovechar el porche en todo momento, sin tener que preocuparse por las inclemencias del tiempo, se optó por cerrarlo con un acristalamiento de sistema Lumon, que permite que el espacio esté completamente abierto o cerrado según se desee. El cerramiento se hace con unas hojas de cristal de seguridad de mayor grosor, se deslizan con facilidad sobre unos carriles y quedan totalmente plegadas en uno de los laterales ocupando poquísimo espacio. Una vez cerrado, se organizó el espacio para poder disponer de una confortable zona de estar y de un amplio comedor independiente. Se respetó el acabado en ladrillo de las paredes y el suelo pavimentado con losetas de piedra para dar un toque rústico en perfecto contraste con el mobiliario elegido, muy cómodo y de estilo actual. Para diferenciar las dos zonas que se han creado, se colocaron varias alfombras de sisal, de Ikea, y se distribuyeron los muebles de forma que marcasen la separación. La zona de estar se amuebló con un amplio sofá, dos butacas colocadas enfrente y una mesa de centro. Para darle un toque de color, se escogieron cojines y una alfombra en tonos llamativos. La zona de comedor se amuebló con una mesa, 220x95 cm, con estructura de hierro negro y sobre de madera gris decapada y unas sillas de exterior en tono chocolate que combinan bien con el resto. Para romper con la sobriedad de los tonos oscuros del mobiliario, se utilizan manteles, vajilla y cristalería en colores alegres. En cuanto a los complementos decorativos de ambas zonas priman los detalles naturales, como las grandes hojas enmarcadas, de Brocar, y las plantas repartidas en macetas y jarrones de diferentes formas y tamaños.

Un spa en el jardín
La instalación de un spa de cinco plazas en el jardín, modelo Dino, de Calamita Systems, con listones de madera alrededor para hacer más cómodo su uso, fue otro de los trabajos realizados y un gran acierto para convertir esta casa en un paraíso.