2

Unir la terraza al salón

En esta casa hemos ganado metros para el salón incorporando la terraza, y le hemos dado un aire nuevo cambiando la distribución y la decoración.

03/03/2014

salon
DESPUÉS. Tras la reforma, los asientos se organizaron en forma de “L” y los huecos existentes entre ellos se aprovecharon para colocar mesitas auxiliares.

Este salón se ha transformado por completo gracias a dos acertados cambios: el cerramiento de la terraza, que le dio la amplitud que necesitaba, y la renovación de la decoración. Te contamos, paso a paso, todas las claves que lo han hecho posible.
. Espacio ganado y nuevo cerramiento. Con la obra, eli­minamos el murete y el antiguo cerramiento, que separa­ban la terraza del salón. El nuevo, desplazado hasta el borde de la facha­da, es de aluminio blanco con hojas correderas, y de sue­lo a techo para ganar luz. En unas medidas de 350x200 cm de fondo y con rotura puente térmico, cuesta 3.870 € aprox., por José L. González. Unas cortinas, 20 €/cu, de Original Country, tamizan la luz.
. Suelo unificado. El espacio ganado a la terraza se soló con el mismo pavimento del resto del salón: una tarima laminada en acabado haya,  5,95 €/m2, de Leroy Merlin.
. Nueva distribución del mobiliario. Tras la reforma, hay más sitio para la zona de estar por lo que hemos puesto más muebles y la distribución más cómoda y práctica. Ponemos una mesa de centro más grande, 100x100 cm, 371 €, del ras­trillo de El Globo Muebles, y la anterior la llevamos al rincón, como auxiliar. La otra esquina la aprovechamos para colocar una estantería blanca, 103 €, de Oficios de Ayer. En medio de ambas situamos el sofá, junto a la ventana y, en el lugar que ocupaba antes, dos butacas Ektorp Jennylund, 199 €/cu, de Ikea. Sobre el mueble del televisor hemos colocado una
balda volada, 123 €, del rastrillo de El Globo Muebles.
. TapicerÍas bien elegidas. Lo conseguimos dando pinceladas de color a través de telas estampadas con rayas, como la del puf o los cojines pequeños, o con cuadritos vichy, como la de las butacas. También con tonos cálidos, como el rojo de los cojines de capitoné, 15 €/cu, de Original Country. Y con prácticos accesorios como la alfombra de lana blanca modelo S-Singer, 179 €, de Ikea.
. Pequeños detalles para completar la decoración. El salón ganó encanto gracias a la elección de diversos accesorios en rojo y blanco, como los de la mesa de centro: dos jarrones de cerámica con flores pintadas, 21,70 € el cilíndrico, y  17,50 € la gran copa, ambos de Original Country, y un bonito jarrón de cristal rojo, 6,99 €, de Ikea.

MUY PEQUEÑO. Antes de la obra, en el salón sólo cabía un sofá, 599 €,de Oficios de Ayer; un puf, 379,84 €, de Lienzo de los Gazules; una mesita de centro,  329 €, y un mueble para la TV, 200 €, del rastrillo de El Globo Muebles.